Las primeras reuniones para crear a AMMUDIS iniciaron en agosto del año 2010.  La idea era fundar una organización local de mujeres con pertinencia cultural donde las cuatro culturas mayoritarias que habitan Livingston fueran parte de la iniciativa, es así como Cleopatra Méndez, pasando por su segundo embarazo y cursando su tercer año de la carrera de Trabajo Social, invita a otras mujeres emprendedoras de Livingston a formar parte de este sueño.  En Junio del año 2011 AMMUDIS es acreditada legalmente con personería jurídica.

El trabajo durante los primeros años consistió en acercamiento con comunidades dentro del área urbana de Livingston y comunidades cerca del perímetro del área urbana, organizando talleres de fortalecimiento organizacional, talleres de manualidades; todo esto durante fines de semana.  También se realizó un enlace en el año 2012 con la Comisión Nacional de Alfabetización (CONALFA), donde AMMUDIS fue clave para la creación de varios grupos de alfabetización, motivando especialmente a las mujeres a tomar clases; este programa benefició a muchas mujeres que ahora saben leer y escribir y también representó una alternativa de ingresos para compañeras mujeres que asumieron el reto de ser facilitadoras de CONALFA.

AMMUDIS ha crecido con mucho esfuerzo ya que durante los primeros cinco años nunca se contó con un apadrinamiento de alguna organización socia desde el exterior, ha sido un grupo de mujeres emprendedoras de Livingston que incluso realizan actividades de recaudación, rifas, venta de comida y aportes personales para poder mantener las actividades de la organización, por esta razón, lo más importante que tiene AMMUDIS son sus socias, quienes están comprometidas con la organización. 

Otro programa que ha trabajado AMMUDIS es llevando agua limpia a las mujeres y familias del área urbana y rural, por un lado a través de un programa de venta de Eco-filtro  y por otro lado a través de donaciones de Eco-filtros y también de otro sistema de filtros donado por un grupo de veteranos de Estados Unidos.

Ammudis desde su inicio ha asesorado a mujeres en temas de prevención de violencia y realización de denuncias.  Se han apoyado casos de mujeres violentadas de distintas formas;  a quienes la ex-pareja se niega a brindar manutención para sus hijos en común.  La injusticia que se vive por la discriminación por dos causas, ser mujer y ser Indígena; un sistema policial donde se ha brindado acompañamiento porque no toman la denuncia de las mujeres especialmente Indígenas.  Un sistema flagelado y dominado por hombres donde las mujeres son exageradas y se les re-victimiza.  Mujeres que buscan realizar sus emprendimientos y no tienen un capital inicial para realizarlo. 

Fue en el año 2016, con el apoyo de EcoLogic Development Fund, que AMMUDIS aplica a un fondo con Mar Fund y Gagga y recibe su primera donación de US$ 5,000.00 para hacer las primeras iniciativas de huertos familiares en Livingston.  Luego en el año 2017 recibe otro fondo con la Fundación Tillotson de US$ 9,000.00.

Se desarrolló durante el año 2017, un programa de promotoras comunitarias costeras, donde por primera vez reunimos a mujeres de las comunidades de Barra Sarstun, San Juan y Barra Cocolí, quienes participaron en 5 talleres, donde se trabajaron temas de liderazgo, cambio climático, pesca sostenible, conservación de bosques, reutilización de botellas plásticas y el impacto ambiental que el uso de plástico y desechables generan.  En la asamblea de AMMUDIS del año 2018, la mayoría de mujeres que se capacitaron, se integran a AMMUDIS como socias. 

Actualmente, AMMUDIS cuenta con el apoyo del Fondo Centroamericano de Mujeres y New England Biolabs Foundation, con quienes estamos muy agradecidas, ya que hemos podido crecer como organización especialmente desarrollando un trabajo de manera constante a favor de los derechos de las niñas y mujeres especialmente.  Brindamos asistencia y asesoramiento a casos de violencia intrafamiliar, implementamos talleres enfocados a la prevención de violencia y de fortalecimiento de liderazgos a mujeres y jóvenes. Así como un programa de seguridad alimentaria y nutricional.